El pasado mes de abril finalizaron las pruebas de obtención de biogás a partir de lactosuero y permeado. La realización de estas pruebas a escala de laboratorio a lo largo de más un año ha permitido conocer la configuración más apropiada para maximizar las producciones de metano de cara a la instalación de los reactores a escala piloto.

Planta doble etapa 1 foto peq

Finalmente, se ha optado por una configuración en doble etapa con dos reactores CSTR, separándose la hidrólisis de los sustratos de la metanogénesis. Así mismo, estas pruebas han permitido definir los parámetros de operación de los reactores (la máxima carga orgánica admisible y los tiempos de retención hidráulicos), así como  las necesidades de adición de macro y micro-nutrientes, además de cuantificar el bicarbonato necesario para mantener el pH adecuado en la etapa de metanogénesis.

 

 

 

 

Share